27Jul

Imprimimos folletos en Granada

En más de una ocasión hemos hablado de diferentes estrategias de marketing y publicidad para conseguir una mayor notoriedad para nuestra empresa o un producto determinado. En este sentido, las opciones son prácticamente infinitas. Eso de que el límite está en la imaginación es más cierto que nunca. Sin embargo, para obtener un buen resultado no es necesario inventar la pólvora ya que existen opciones tradicionales que ofrecen un rendimiento asombroso.

Es el caso de los folletos, un texto impreso en hojas de diferentes formas y tamaños que sirve a la perfección como herramienta publicitaria. Son muy habituales en lugares de turismo, restaurantes o bares, supermercados, agencias de viaje… Sin embargo, para conseguir destacar sobre el resto con un producto de este tipo es necesario contar con un gran acabado que denote calidad y profesionalidad. Te contamos todo lo que deberías saber si quieres hacer un folleto exitoso.

¿Qué tipos de folletos hacemos?

Existen muchísimas posibilidades a la hora de hacer folletos, revista o cualquier otro tipo de publicación de tipo publicitario. En Diacash contamos con una imprenta en Granada en la que ofrecemos servicios de todo tipo para tus impresiones. De este modo podrás seleccionar el tipo de papel, la calidad del acabado, el tamaño, el color y una gran cantidad de opciones más. ¡Porque las primeras impresiones sí que cuentan en este sentido!

Nos adaptamos a todo lo que puedas necesitar para que tus impresiones sean de la calidad más alta posible. En el caso de los folletos, puedes echar un vistazo a los tipos que existen antes de decantarte por un diseño en concreto. Una vez hayas diseñado tu producto e incluido todo lo que consideras imprescindible, en Diacash nos encargaremos de imprimirlo para que cuente con el mejor acabado del mercado.

Lo que debes tener en cuenta

Objetivo

Antes de comenzar a trabajar en el folleto debes establecer el objetivo por el que vas a realizarlo, lo que quieres comunicar al destinatario. En este sentido, tienes que tener claro si lo que buscas es dar a conocer un servicio, un producto, una empresa, una oferta concreta… Cuando tengas claro lo que quieres podrás comenzar a realizar los primeros bocetos de tu folleto.

Estructura

Lo más importante es que nuestro mensaje sea claro y fácil de comprender. No puede faltar nuestro eslogan, el logotipo de la marca y la información imprescindible (contacto, localización, etc). En base a la información que queramos transmitir, deberemos elegir una estructura que nos facilite su comunicación. No caigas en el error de sobrecargar el folleto y convertirlo en algo demasiado barroco. La sencillez a veces es el mejor camino hacia el éxito.

Diseño

A la hora de trabajar en el diseño la originalidad es clave para diferenciarnos de nuestra competencia y conseguir permanecer en la mente de nuestro público objetivo. En definitiva, lograr posicionarnos. El diseño y los acabados que elijamos reforzarán nuestro mensaje. Si no tienes claro cómo proceder, en este punto lo más recomendable es que acudas a un profesional para que te preste su ayuda.

Lenguaje

El mensaje es lo más importante, ¿no? Pues entonces debemos establecer cómo vamos a comunicarnos. Además de pensar lo que queremos decir, también es clave saber cómo decirlo. El lenguaje que utilicemos puede hacer que conectemos de primeras con nuestros clientes o que, por el contrario, los alejemos y les provoquemos una actitud de rechazo hacia nosotros.