10Jun

Cómo elegir el mejor papel para tu tarjeta de visita

En más de una ocasión os hemos hablado de los diferentes trabajos que podemos realizar mediante la impresión. Pancartas publicitarias, libros, folletos, flyers… Una gran cantidad de formatos que, si utilizamos correctamente, pueden servirnos para ir un paso más lejos en el mundo laboral. Y en este sentido todavía no hemos hablado de las tarjetas de visita, un elemento que puede resultar clave para muchos profesionales.

Tipos de papel para tu tarjeta de visita

Las tarjetas de visita son ideales para cualquier empresa o profesional autónomo. Una manera rápida y fácil de proporcionar unos datos de contacto que dejen claro quiénes somos y cómo comunicarse con nosotros. Sin embargo, no todas las tarjetas son iguales. El diseño es muy importante, para lo que estos consejos de Infojobs pueden ayudarte. Sin embargo, nosotros vamos a hablar hoy sobre los materiales para realizarlas, los tipos de papel que podemos utilizar.

Offset

Este papel es muy poroso y cuenta con un grosor variable que puede ir de los 80 gramos de un papel habitual hasta los 250 de una cartulina. Esto nos permite tener varias posibilidades para elegir el resultado que más se ajuste a nuestras necesidades. En este sentido, es importante no confundir grosor y peso, ya que no están relacionados directamente con el papel offset. Esto se debe a que son sus poros lo que hacen el grosor sea superior y si tiene más gramaje, mayor dureza ofrecerá.

Estucado

El otro tipo de papel por el que podríamos decantarnos es el estucado, también conocido como papel couché. En este caso sus hojas son muy diferentes a las de offset, con más suavidad, blancura y sin rastro de poros. Estas características lo hacen ser el favorito para tarjetas de contacto, ya que los detalles son más legibles y permite que las imágenes tengan un mejor resultado. En lo que al gramaje se refiere, ofrece el mismo que el papel offset aunque puede parecer más resistente que él.

Acabados para el papel

Una vez elegido el papel que queremos utilizar para nuestra tarjeta de contacto, llega el turno de los detalles finales. En este sentido, podemos elegir entre una gran cantidad de acabados para el tipo de papel que elijamos. Si hablamos de tarjetas de visita, el más usado suele ser el mate aunque las opciones van mucho más allá.

Mate

Como hemos dicho, es el acabado más elegido para este tipo de formatos. Es un papel no reflectante, lo que hace que los textos se lean mejor. Y en el caso de una tarjeta de visita, lo más importante es que nuestra información pueda leerse de manera fácil y rápida, sin dificultades.

Satinado

A diferencia del mate, el acabado satinado sí que es reflectante. En este caso suele usarse para diseños con imágenes y colores diferentes. Destaca porque son una gran opción para trabajos que requieran una gran resolución.

Seda

Si lo que buscamos es un acabado a medio camino entre el mate y el satinado, este tipo es el que necesitamos. Es una opción idónea ya que permite apreciar bien cualquier tipografía y también apreciar los detalles de una imagen.

Brillante

Este tipo de acabado no deja dudas debido a su nombre. Su principal característica es que cuenta con un gran brillo, muy intenso, que hace que la tarjeta sea muy llamativa. Suele utilizarse para destacar zonas concretas de la tarjeta como el logotipo de la empresa.

Plastificado

Este acabado es perfecto si lo que buscamos es un extra de consistencia y proteger su estructura ante cualquier daño. Proporciona un acabado limpio y una apariencia seria.

Conclusión

A la hora de hacer una tarjeta de visita, tener claro el diseño que queremos utilizar es lo primero que debemos tener en cuenta. Saber qué información queremos ofrecer y establecer un diseño para que el resultado sea limpio, elegante y sencillo. En cuanto al papel, lo más aconsejable suele ser utilizar un tipo estucado con acabado mate, aunque existen muchas otras opciones que también pueden resultar perfectas para nosotros. Diacash: tu imprenta en Granada.

Llamar Ahora
Localización