18Jun

Cómo diseñar un logotipo llamativo

Cuando hablamos de empresas hasta el más mínimo de los detalles cuenta con importancia. Cada pequeño factor suma y nos acerca más al éxito. Por este motivo, resulta imprescindible contar con el máximo número de elementos que podamos para llamar la atención sobre los usuarios. Y en ese sentido, el logotipo juega un papel crucial. Una imagen que de un solo vistazo haga que nos identifiquen con ella y, a la vez, se sientan atraídos por lo que tenemos que ofrecerles. Sin embargo, no vale con cualquier diseño si buscamos conseguir un impacto positivo.

¿Cómo conseguir un logo llamativo y de calidad?

Como no nos vale con cualquier diseño sacado de un modelo prefabricado, hoy vamos a hablar sobre cómo diseños un logo llamativo y de alta calidad. Una cuestión que nos obligará a tener un mínimo de conocimientos sobre algunos programas de diseño como Adobe Illustrator. Además de contar con un objetivo claro para el que queremos desarrollar nuestro logotipo. Y para conseguirlo lo mejor es seguir los siguientes consejos.

Un diseño único y diferente

Antes de comenzar a diseñar el logotipo de nuestra marca a lo loco, debemos parar a pensar un poco. Necesitamos que el logo sea capaz de mostrar los valores de nuestra marca y, a la vez, cuente con una imagen atractiva. De hecho, esos serán los ingredientes que nos permitirán contar con un logo único y diferente a los demás. En este sentido, es aconsejable pensar qué nos diferencia de la competencia y cuáles son nuestras principales características. Aspectos que nos podrían servir como inspiración para establecer el tipo de imagen que queremos proyectar.

Representativo de la marca

No podemos cometer el error, que suele ser bastante común, de que el logotipo es una imagen y ya está. Porque no es así, es mucho más que eso. Debe ir completamente en consonancia con nuestro negocio, nuestro lenguaje y nuestro público objetivo. Debe reflejar lo que somos y ser capaz de llamar la atención de nuestros potenciales clientes, algo que será más sencillo si conseguimos reflejar en él quiénes somos.

Brainstorming

Para conseguir una idea original y exitosa, nada mejor que dedicar unas cuantas jornadas a pensar en ella. Para lograrlo es mejor no quedarse con la primera idea buena que nos venga a la mente, sino reunirnos con nuestro equipo y hacer una tormenta de ideas entre todos. Apuntar las ideas más interesantes y los aspectos que más llamen la atención. Así tendremos más opciones entre las que decantarnos y diferentes puntos de vista.

Mejor simple que recargado

En muchas ocasiones se cae en el fallo de intentar hacer logotipos demasiado cargados, barrocos y complejos. Y lo cierto es que un logo es mejor cuanto más sencillo resulta. Más fácil será para nosotros pero no solo eso, también será más fácil de recordar y de asociar para los usuarios. Para conseguirlo, intenta eliminar todo lo que no sea imprescindible de él y no utilices demasiados colores. La tipografía elegida debe ser fácil de leer y también es importante pensar a futuro, ya que nos acompañará durante bastantes años.

Conclusión

El logo es un elemento imprescindible para prácticamente cualquier empresa. La forma de conectar con los usuarios a través de solo una imagen, de conseguir que se identifiquen con nosotros. Por este motivo, contar con un buen diseño para dar con un logo bonito, original y único es muy importante. Si no cuentas con los conocimientos necesarios de diseño, lo mejor es que acudas a un profesional especializado para que te ofrezca sus servicios. De esta manera no tendrás que preocuparte de nada más para tener un logo especial. Diacash: tu imprenta en Granada.

Llamar Ahora
Localización