23Jul

Tarjetas de visita: cómo diseñarlas

En las últimas publicaciones de nuestro blog hemos hablado sobre la importancia del diseño gráfico para los trabajos de publicidad. Así, os ofrecimos los 5 mejores programas de edición gráfica y os hablamos sobre cómo crear tu propia tarjeta de visita. Y hoy continuaremos en esa línea hablando sobre la impresión tarjetas de visita y todo lo que necesitáis saber para diseñarlas. De modo que nada escape a vuestro control a la hora de hacer tarjetas de visita para vuestros negocios.

Cómo hacer tarjetas de visita originales

Elige un formato adecuado

El primer paso que debemos tomar es seleccionar el formato adecuado, algo que será muy importante de cara a la impresión tarjetas de visita. En este sentido, los aspectos clave tienen que ver con la orientación de la tarjeta y su tamaño. Lo más habitual es optar por dimensiones de 85×55 milímetros, que es uno de los formatos estándar y tienen un tamaño óptimo. Y es que, buscar una tarjeta de visita en la que entre toda la información que queremos incluir pero que, a la vez, no sea muy grande, es vital.

¿Qué información debe aparecer en una tarjeta de visita?

Otro de los puntos más relevantes para hacer tarjetas de visita exitosas tiene que ver con la información que incluyamos en ella. A la hora de elegir un formato y trabajar en el diseño, este aspecto cobra una gran importancia. Eso sí, debemos procurar incluir solo los datos que sean realmente importantes y dejar a un lado los que puedan ser prescindibles. Este punto, el de evitar todo lo prescindible, hay que tenerlo muy en cuenta ya que uno de los errores más comunes con estos formatos es el de hacer una tarjeta de visita demasiado cargada.

Logotipo: sí o no

También tendremos que decidir si incluir nuestro logotipo o no. Si todavía no tienes uno, no te pierdas estos consejos para crear un buen logotipo. Muchas personas dudan entre si incluirlo o no, nuestra opinión es que, si es posible, resulta mucho mejor ponerlo en la tarjeta. Esto nos ayudará que puedan reconocer cuál es nuestra tarjeta de un simple vistazo, sin tener que leer de forma detallada toda la demás información.

Organiza los datos

Una vez hayamos decidido los datos que queremos incluir, también debemos hacer lo propio con el lugar que ocupará cada uno de ellos en la tarjeta. Para ello, lo más recomendable es ordenarnos de mayor a menor importancia, lo que nos ayudará a determinar más fácilmente qué lugar debe ocupar cada uno. Por ejemplo, nuestro nombre o el de la empresa y los datos de contacto tienen que resaltar sobre todo lo demás.

Elige una fuente o letra adecuada

Tan importante como la información que incluimos es la letra que seleccionamos para ello. En una tarjeta de visita la legibilidad es lo más importante: debe poder leerse rápido, sin confusiones y de manera fácil. Por ello es adecuado intentar que las letras no sean muy pequeñas y usar solo una tipografía. Las fuentes más recomendadas son las que resultan más discretas, ya que nos interesa transmitir seriedad.

Creatividad

Por norma general las mejores tarjetas de visita son las más simples. Sin embargo, también son espacios que permiten la creatividad si se hace de la manera adecuada. Eso sí, debemos tener claro que tampoco podemos volvernos locos. Podemos dar un pequeño toque creativo o elegir un papel más llamativo, que será más que suficiente para diferenciarnos de la competencia. Pero no es aconsejable cometer el error de ir más lejos de lo que deberíamos en este sentido.

Conclusión

Hacer un trabajo de este tipo no es una tarea fácil ni mucho menos. Es imprescindible contar con un buen diseño y tener muy claro todo lo que queremos incorporar en la tarjeta. Sin embargo, existe la posibilidad de dejar el diseño de estos formatos en manos de profesionales para no tener que preocuparte de nada más. De hecho, nuestro consejo es que busques a un profesional con experiencia en impresión tarjetas de visita para contar con la mejor posible para tu empresa. Diacash: tu imprenta en Granada.

Llamar Ahora
Localización