16Jul

Tipos de plegados en trípticos y cuadrípticos

Cuando hablamos de publicidad, lo cierto es que existen una gran cantidad de formatos publicitarios diferentes. Sin embargo, en vez de hablar de los más comunes, siempre nos gusta buscar los que mejor rendimiento ofrecen a un coste más bajo. Por ello, hace unas semanas os contábamos qué es el car wrapping, cómo hacer un flyer y consejos para diseñar un logo llamativo. Y hoy continuaremos por ese camino hablando de los trípticos y cuadrípticos y los tipos de plegado que podemos hacerles.

Se tratan de unos folletos para publicidad que están a mitad de camino entre el catálogo y el cartel. Lo que hace que podamos incluir mucha información pero en un tamaño reducido. Y, en este sentido, saber cómo plegar los trípticos y cuadrípticos resulta muy importante para conseguir el mejor resultado posible.

¿Por qué el tipo de plegado es importante?

Para comenzar, el plegado es tan importante que debemos decidir la forma en la que proceder en este sentido antes de diseñarlo. Es similar a lo que sucede con el tamaño, que también es uno de los primeros factores que debemos determinar antes de continuar. Y es que, en función de cómo vayamos a doblar el tríptico y el cuadríptico tendremos que diseñar nuestra publicidad de una u otra forma. Ya que el plegado hará que una información destaque más que la otra y viceversa.

Debemos tener claro cómo realizaremos el plegado para determinar el orden de la información que vamos a mostrar

En este sentido, debemos tener claro qué parte será la que se vea antes de desdoblar nuestro tríptico para incluir en ella la información más importante. Además de comprobar cómo se desplegará el trabajo en cuestión para saber como proceder con el resto de datos e imágenes que queramos incluir en él. De esta forma, el plegado juega un papel crucial en la organización de todo el diseño y la información que queramos añadir.

Tipos de plegado en trípticos y cuadrípticos

  • Paralelo: en este caso el folleto tendrá un doblado central que se podrá realizar una o varias veces. Es un método bastante sencillo para este tipo de formatos.
  • Zigzag: en este caso el plegado se hace como si una Z o un acordeón se tratase. Es decir, un plegado debe ir en dirección contraria al anterior.
  • Envolvente: cuando hablamos de un plegado envolvente hacemos referencia a los doblados que tienen lugar sobre ellos mismos, lo que permite acceder a la información de manera gradual. Es decir, resulta perfecto para lanzar varios mensajes con caras independientes.
  • Ventana: si hablamos de los cuadrípticos, el plegado en ventana es el más utilizado. Dos cuerpos se pliegan hacia el interior haciendo que parezca una ventana cuando lo abrimos.
  • Cruz: este plegado no es tan habitual ya que es bastante más complicado de realizar y, también, de organizar los contenidos. Es el típico que se utiliza para mapas y planos de gran tamaño.

Conclusión

Lo más importante es determinar aspectos como el tamaño y el plegado de nuestro tríptico o cuadríptico antes de realizar el diseño. Esto nos permitirá ordenar de forma correcta y lógica la información que queremos incluir en ellos. Así, el mensaje que lancemos a nuestro público objetivo será más coherente y ordenado. Si tienes dudas sobre cómo proceder, lo mejor es que te dejes asesorar por profesionales con experiencia en este tipo de trabajos. Diacash: tu imprenta en Granada.

Llamar Ahora
Localización