21May

¿Qué es la tampografía?

El mundo de la impresión es muy extenso. Hoy en día se puede realizar casi cualquier trabajo de un montón de formas diferentes en función del acabado que busquemos. Podemos optar por programas para diseñar folletos, impresiones de grandes formatos, trabajos de grandes formatos publicitarios… Y todos ellos cada vez apostando más por una impresión ecológica. Para seguir profundizando en este mundo, hoy traemos una nueva protagonista: la técnica de tampografía.

Qué es la impresión tampografía

Antes de hablar de los diferentes productos de tampografía, resulta esencial conocer en qué consiste exactamente. La técnica de tampografía consiste en un sistema de impresión indirecto que utiliza un tampón de caucho o materiales similares que es el que realiza la transferencia de tinta. Esto lo hace ideal para la impresión en piezas que cuentan con formas irregulares y suele usarse mucho para artículos publicitarios como tazas y mecheros.

Es un método de impresión muy utilizado para el marketing y productos publicitarios como tazas y mecheros

El origen de la tampografía

La impresión tampografía es relativamente moderna y encuentra sus orígenes en 1969. Fue en ese año cuando Pierre Schmid, un relojero suizo, fabricó el primer mecanismo de este tipo y puso en práctica la técnica de tampografía. Él lo utilizaba para las esferas de los relojes que trabajaba y, con el paso del tiempo, fue automatizando todo el proceso. Consistía en una máquina que se accionaba de forma manual y que apretaba el tampón para trasladar la imagen sobre el reloj.

Estas máquinas que desarrollo el suizo cosecharon gran éxito y todavía a día de hoy muchas de las que realizó en los 70 continúan en funcionamiento. Sin embargo, en los últimos tiempos estas máquinas han evolucionado mucho y ahora ofrecen grandes mejores y procesos completamente automáticos.

Proceso de la tampografía

A día de hoy se puede hacer prácticamente los productos de tampografía que queramos con una gran precisión y un acabado ideal. Los tampones pueden ser de silicona y aceite o de caucho y existe la posibilidad de utilizar varios colores si lo deseamos. Este tipo de impresión tiene tres fases para realizar sus trabajos:

  1. Entintado del cliché: se esparce una capa de tinta sobre la superficie del cliché para que la tinta quede alojada en él.
  2. El tampón: se coge el tampón utilizado para este tipo de impresión y se presiona sobre el cliché para quedar impregnado de tinta.
  3. Impresión: el tampón hace presión sobre el objeto que recibirá la imagen y le traspasa la tinta que había cogido en el paso anterior.

La tampografía realiza sus trabajos en tres fases diferenciadas

Ventajas de la tampografía

Como hemos podido ver hasta el momento, se trata de un método cargado de posibilidades con el que conseguir un montón de productos de tampografía. Entre sus ventajas más destacadas encontramos los siguientes beneficios:

  • Decorar superficies irregulares con alta calidad y fidelidad.
  • Posibilidad de trabajar con muchos tipos diferentes de material.
  • Impresión de imágenes con todo lujo de detalles.
  • Proceso rápido y de integración sencilla.

Una de las mayores ventajas que ofrece es que puede realizar trabajos en superficies curvas, irregulares y deformes

Conclusión

La tampografía es una técnica perfecta para realizar campañas de marketing y productos publicitarios. Nos permite realizar trabajos en prácticamente cualquier tipo de superficie y eso la convierte en una opción ideal para este tipo de proyectos. Si tienes dudas sobre si la impresión topografía es lo que necesitas, no dudes en buscar asesoramiento con especialistas que te puedan ofrecer la mejor opción para tus necesidades. Diacash: tu imprenta en Granada.

Llamar Ahora
Localización