30Nov

¿Sabes cómo se fabrica la tinta para impresora?

Si tienes un ordenador en casa lo más probable es que también poseas una impresora para materializar tus documentos y pasarlos de formato digital a físico. Una tecnología, la de la impresión, muy cómoda y eficaz a la que posiblemente no le demos el mérito que realmente merece. De hecho, lo más probable es que ni si quiera nos hayamos preguntado ni una sola vez cómo funcionan o el método de fabricación para la tinta.

Y es que, lo normal es recurrir a los servicios de imprenta en Granada cuando necesitamos un trabajo profesional. O imprimir nuestros propios documentos en casa cuando se tratan de textos o similares. Sin embargo, para que esto suceda es necesario poder contar con la tecnología que nos lo permita y, además, con la tinta para plasmar todos esos datos e imágenes en el lugar que necesitemos. Te contamos cómo se fabrica la tinta para impresoras.

La fabricación de la tinta para impresoras

Las principales cualidades de la tinta están relacionadas con el color y la opacidad, algo que tienen en común todos los tipos de este producto. Sin embargo, el método de fabricación depende en gran medida del tipo de impresión que se vaya a realizar. Así como de la maquinaria elegida para llevarlo a cabo. El método de fabricación de la tinta para las impresoras se basa en tres componentes básicos: el pigmento, un vehículo y los modificadores.

El pigmento será lo que aporte un color determinado a la tinta y puede ser de tipo orgánico o inorgánico. El vehículo es lo que aporta cierto nivel de viscosidad a la tinta , para lo que se suelen utilizar químicos o grasas. Y por último están los modificadores, que son los que se agregan a la tinta para terminar de dar las características al producto como secado o resistencia, entre otras.

Diferentes métodos de impresión

Sin embargo, todo el proceso de fabricación de la tinta puede variar en función del método de impresión que se vaya a utilizar. En este sentido, lo más común es encontrarnos impresoras que trabajan con tóner, de inyección, de impacto, de matriz de puntos, de tinta sólida o de sublimación.

Tóner

Este método es el usado en las impresoras térmicas y de láser. Aquí la tinta queda fijada al papel a través de la electricidad estática, que es la que la transmite del tóner al medio de impresión gracias al calor y a la presión.

Inyección

Aquí el nombre del método de impresión no nos deja demasiadas dudas. Se trata de pequeñas inyecciones de tinta a través de métodos térmicos o piezoeléctrico que forma pequeños píxeles. Suelen ofrecer resultados de alta calidad y de manera muy silenciosa.

Tinta sólida

Este tipo de impresión se basa en la transferencia térmica. La tinta se somete a una determinada temperatura para que se derrita y, posteriormente, se distribuya a través del tambor. Esta última pieza será la que lo transfiera al papel de forma definitiva.

Impacto

Estas impresoras trabajan de manera parecía a como lo hacían las antiguas máquinas de escribir. La tinta se traspasa al medio a través de un impacto fuerte. De hecho, es gracias a ese impacto a lo que se consigue que la tinta quede en el papel.

En el caso de que tengas una impresora en tu casa, lo más probable es que se trate de una que funcione mediante cartuchos de impresión. Si es así, una de tus preocupaciones será que esos cartuchos duren lo máximo posible. Y para conseguirlo, puedes echar un vistazo a este artículo de Computer Hoy en el que ofrecen consejos para aumentar su durabilidad.