26Ago

Encuadernación grapada: qué es y para que se utiliza

Cuando hablamos de encuadernación, hacemos referencia al hecho de unir varias páginas en un mismo documento. En función del resultado que queramos obtener, hay tipos de encuadernación que son mejores que otros. En entradas anteriores ya hablamos de algunos tipos de ellas, como la encuadernación japonesa o la encuadernación para libros. Hoy, venimos a hablar de una de las encuadernaciones más comunes: la encuadernación grapada.

Como su propio nombre indica, la encuadernación grapada utiliza una grapa para unir las diferentes páginas del documento. ¿Quieres saber más acerca de este tipo de encuadernación? ¿Quieres conocer sus ventajas y saber cuándo utilizarla? Entonces, te invitamos a que te quedes leyendo este post.

¿Qué es la encuadernación grapada?

La encuadernación grapada es una de las formas de encuadernación más usada en el sector. Para ello, se utilizan grapas o cualquier otro tipo de sujección metálica para unir los folios que van a formar el documento. El número de grapas a colocar varía en función de la cantidad de folios que queramos unir. Por lo general, no se utiliza para más de 120 hojas.

La encuadernación grapada es una variante de la encuadernación cosida solo que, en este caso, en lugar de hilo se utilizan grapas para poder sujetar el papel. Para llevar a cabo este tipo de encuadernación no se emplea una grapadora normal, sino que se utiliza una herramienta conocida como palanca o cosedora de alambre eléctrica.

Existen dos tipo de grapas para este tipo de encuadernación:

  • Grapas normales: se trata de un hilo de alambre que se corta y se coloca en el lomo, uniendo los folios entre sí.
  • Grapa Omega (Ω): las grapas utilizadas tienen forma de Omega, de ahí su denominación. Este tipo de grapas permiten que el documento final obtenido pueda incorporarse a una carpeta de anillas o a un archivador. Es un tipo de grapa poco convencional que aportará un toque diferente a nuestro documento final.

Ventajas de la encuadernación con grapas

La encuadernación grapada destaca entre las demás opciones por diversos motivos:

  • Es ideal cuando el volumen de folios que se desea unir es pequeño.
  • Se trata de un método rápido y sencillo en comparación con otro tipo de encuadernaciones. Por ejemplo, la encuadernación encolada requiere de tiempo de secado, o la encuadernación cosida, que requiere tiempo y mano de obra para obtener el documento final.
  • Es un tipo de encuadernación muy económica, ya que no requiere materiales específicos ni de calidad.
  • Permite la apertura total del documento final obtenido.
  • Es una opción ecológica gracias al escaso consumo de materiales.
  • Aporta flexibilidad y ligereza a los trabajos.

¿Para qué suele utilizarse la encuadernación grapada?

Como ya hemos mencionado anteriormente, la encuadernación grapada es ideal para volúmenes pequeños de hojas. Por ello, los usos más comunes de este tipo de encuadernación son:

  • Revistas comerciales de moda, belleza, decoración o motor.
  • Folletos y catálogos comerciales.
  • Documentos que vayan a almacenarse o a coleccionarse.
  • Libretas y cuadernos de caligrafía.
  • Libros de fiestas.

Conclusión

Como hemos podido comprobar, la encuadernación grapada es uno de los métodos más rápidos, económicos y ecológicos del sector. Es una opción ideal cuando el volumen de folios a unir es reducido. No obstante, nuestro mejor consejo es acudir a una imprenta especializada en este tipo de trabajos para que puedan asesorarnos sobre cuáles son las opciones que mejor se adaptan al resultado final que estamos buscando. Diacash: tu imprenta en Granada.

Llamar Ahora
Localización