25Mar

Transformación digital en 2020

Durante el pasado 2019 se dieron muchos pasos adelante en lo que a transformación digital se refiere en nuestro país. Sin embargo, todavía queda mucho trabajo por hacer al respecto durante el presente 2020. Con estos cambios, se espera que las empresas cambien su forma de entender los negocios y acepten el papel protagonista que tienen la tecnología durante todo el proceso que se tiene que llevar a cabo para conseguir la digitalización.

Esto es algo en lo que un gran número de empresas está poniendo un gran esfuerzo, tal y como hacemos en el Grupo Diacash. Y es que, aunque todavía las empresas que han apostado por realizar esta transformación no son mayoría, durante este año se estima que más de la mitad de las empresas españolas se sumergirán en procesos de digitalización. Y para conseguirlo tendrán que hacer frente a grandes cambios en sus estructuras.

¿Qué es la transformación digital?

Pero antes de continuar hablando de la transformación digital, lo primero que debemos tener claro es de lo que se trata. La transformación digital no está enfocada a la tecnología utilizada sino en el uso de dicha tecnología para conseguir los objetivos que una empresa se ha marcado. Esto quiere decir que la tecnología será una pieza clave en los planes estratégicos de negocios de las empresas.

De hecho, si hablamos de datos, las corporaciones de España que han realizado ya una digitalización han logrado incrementos de prácticamente el 40% en lo que a sus ventas se refiere. Y es que las tecnologías ofrecen nuevas oportunidades para los negocios que, si se quieren obtener mejores resultados, deben ser aprovechadas. El mercado global cambiará tal y como lo conocemos durante los próximos años.

Principales ventajas de la transformación digital

Por tanto, la digitalización de los negocios ofrece una serie de ventajas que ofrecen nuevas técnicas y habilidades a utilizar. De hecho, gracias a la transformación digital se consiguen muchas ventajas:

  • Generar experiencias nuevas a los clientes.
  • Mejorar la eficiencia a nivel operativo.
  • Conseguir nuevas fuentes de ingresos.
  • Lograr ventajas competitivas para nuestra empresa.
  • Profundizar en el análisis de datos.
  • Impulsar la cultura de la innovación dentro de la empresa.

La transformación digital tiene un impacto directo a la hora de hablar de los resultados obtenidos. Todo ello con un mismo objetivo: que la experiencia del cliente sea la mejor posible. Algo que se conseguirá a través de la tecnología como principal modelo de negocio.

Errores más frecuentes

Realizar una transformación digital en una empresa es algo que requiere tiempo y mucho esfuerzo. Y normalmente suele provocar ciertos errores que debemos evitar a toda costa. Los más habituales son los siguientes:

  • Cambiar toda la empresa: la transformación será a gran escala, es cierto, pero si pensamos en cambiar absolutamente todo en un periodo corto de tiempo estaremos cometiendo un error grave. Todo debe producirse de forma gradual e introducir los cambios poco a poco.
  • Pensar que el coste económico será muy elevado: no siempre es así. Hay proyectos distintos que se adaptan a las capacidades económicas de cada empresa. Siempre puedes optar por un proyecto más asequible, los beneficios serán considerables pese a la inversión.
  • Solo es un proyecto tecnológico: es cierto que se basa en la tecnología pero no solo es un cambio de esta. La empresa se transformará y esto afectará a muchas áreas. Será un nuevo medio con el que conseguir de forma más efectiva y fácil nuestras metas.